fbpx
Da vida a los propósitos de tu alma

Blog

Los registros akáshicos y la salud en el mundo actual

by | Nov 4, 2020 | Expedientes akásicos, Blog, COVID, Terapeutico, Publicaciones Recientes | 0 comentarios

Aquí estamos en medio de una pandemia mundial. Sin duda, es malo. Al mismo tiempo, hay muchos aspectos positivos alentadores en las nubes de COVID. Empezando por el hecho de que todos en el mundo se ven afectados: todos los seres humanos, todos los grupos socioeconómicos, todos los continentes. En consecuencia, está claro que ningún país, gobierno o médico puede resolver esto solo, por lo que debemos trabajar juntos. COVID presenta un recordatorio práctico de nuestra interrelación fundamental.

Desde una perspectiva Akáshica, reconocemos que somos una sola familia humana. Siempre ha sido cierto, pero ahora tenemos el desafío de vivir en la verdad de esta unidad. Desde esta verdad como nuestro punto de partida, podemos dirigirnos en la dirección de soluciones viables a este dilema global.   

Encontrar los tesoros ocultos de COVID requiere mentes y corazones abiertos. Si bien nuestros sueños están plenamente vivos dentro de nosotros, tenemos el desafío de vivir la vida como realmente es, siendo flexibles y adaptables. Manifestar nuestro destino ocurre en el mundo en el que nos encontramos, a través de la persona que somos en este momento, inspirados por nuestra alma.

 Aunque vivimos en tiempos de gran turbulencia, cuando ingresamos a nuestros Registros Akáshicos, nos encontramos con un campo de luz estable, seguro, solidario y consistente. Los Registros no reaccionan a las turbulencias externas, lo que nos permite ver más allá de la superficie y reconocer verdades más importantes. Desde ese lugar de paz, nos volvemos cada vez más conscientes de toda la sabiduría que hemos estado cultivando durante toda la vida. Los tesoros están iluminados por la Luz Akáshica. 

A través de la claridad, la estabilidad y la seguridad emocional, los Registros Akáshicos nos animan a ser las mejores personas posibles. Nos sentimos apoyados para tomar decisiones inspiradas basadas en la realidad de nuestra vida en este momento. 

Los problemas de salud han sido habituales para las personas a lo largo del tiempo, pero especialmente en esta pandemia. Mirando la salud humana desde el punto de vista de los Registros, vemos que nuestra salud es siempre una oportunidad para practicar el amor propio incondicional, el amor a los demás y a toda la humanidad. Estar enfermo no es una cuestión moral, un castigo cósmico o una acusación de indignidad. Más bien, es una oportunidad específica para extender la bondad y el respeto hacia nosotros mismos y hacia los demás, incluso cuando nuestros cuerpos no cumplen con nuestros estándares ideales. De particular importancia es el hecho de que no existe un virus lo suficientemente fuerte como para extinguir el amor que vive en los corazones de los seres humanos o lo suficientemente feroz como para bloquear nuestro compartir la bondad, el respeto y la buena voluntad humana en todas sus formas.

El desafío para muchos de nosotros es aprender a amarnos y apreciarnos a nosotros mismos aunque experimentemos imperfecciones físicas. Si a esto le agrega el deseo humano natural de arreglar las cosas, algunos de nosotros nos preguntamos cómo amarnos y respetarnos a nosotros mismos, incluso cuando no podemos lograr un cierto cambio. 

Una de las grandes leyes espirituales de la vida es que todo cambio surge de una base de aceptación. Sin aceptación, no hay cambio. La aceptación no es lo mismo que la aprobación; no significa que estaremos satisfechos con una situación. En cambio, reconoce la realidad presente de una situación.

A medida que dejamos de convertir las dificultades en armas, podemos verlas simplemente como situaciones físicas. Eso es todo. Y luego podemos abrirnos a: "Bueno, si tengo esto por el resto de mi vida, ¿cómo puedo ser feliz?" Nuestros problemas de salud son oportunidades para amarnos a nosotros mismos.

Ya sea contemplando nuestra salud física personal, la salud de nuestro planeta, la salud de la sociedad o la vida durante una pandemia global única en un siglo, Akashic Light puede ayudarnos a ver oportunidades ocultas para amarnos a nosotros mismos.